Wifi Free
Watch video
Reservas
Camino del Archiduque

Camino del Archiduque

El camino del Archiduque es el más conocido de los que hizo construir el archiduque Luis Salvador de Austria. Fue trazado por él mismo a partir del 1883, año en que compró la finca de Son Moragues en Valldemossa. Si lo tomamos, el recorrido nos llevará hasta la casa de nieve de Son Moragues. A diferencia del resto de caminos antiguos de la Sierra, éste no tenía una finalidad económica, sino que el Archiduque lo hizo construir únicamente para gozar del impresionante paisaje des de los acantilados, con la roca de Sa Foradada como protagonista.

La excursión es de dificultad mediana, de 11,2 km. La duración es de 5 horas y el itinerario no está señalizado.

ruta-camiarxiduc

 

Pla des Pouet

Iniciamos el itinerario en el núcleo de Valldemossa. El camino empieza al fondo del carrer de les Oliveres y transcurre al principio con suave pendiente hasta una barrera de metal con una escalera hecha con ramas para saltar por encima, llamada “botador”. Seguimos unos veinte metros hasta que el camino marca una fuerte curva a mano derecha. Si en este punto nos desviamos dos pasos a mano izquierda, encontramos una fuente de mina. Se trata de la font de s’Abeurada, que debía proporcionar agua a los carboneros que trabajaban en estos bosques.

sarxiduc-06-pla-des-pouet-01-jpg_original

Volvemos al camino que ahora es más empinado, nos lleva a un portillo sin barrera que da entrada al pla des Pouet. Un vez traspasamos el portillo, enseguida encontramos restos que evidencian la intensa actividad carbonera que hubo en este lugar hasta mediados del siglo XX. A nuestro entorno vemos sitges, barracas de carbonero y clapers, es decir, apilamiento de piedras para poder conrear el campo.

Seguimos el camino, que en línea recta desd el portillo nos lleva hasta el pozo que da nombre a esta llanura.

 

Estret de Son Gallard

Dejamos atrás el pozo por el camino que sale a mano derecha. Después de un ascenso suave y unas cuantas curvas, llegamos al estrecho de Son Gallard (770m).

Aquí aún se conserva un coll de caça. La caza del tordo con una red entre dos ramas en lugares de paso de aves, es una técnica de caza de aves característica de Mallorca y Menorca.

estretsongallard

 

Cueva de s’Ermità Guillem

Seguimos el camino de la derecha por el cual, en cinco minutos, una desviación a la derecha nos llevará a la cova de s’Ermità Guillem. El ermitaño Guillem vivió muchos años en esta cueva y murió el año 1635, entonces los ermitaños de la Trinitat conservaron su cráneo en la ermita de la Trinitat en Valldemossa. Los anacoretas eran personas que se retiraban voluntariamente en sitios solitarios como este para llevar una vida de silencio y oración.

En el Die Balearen del archiduque Luis Salvador esta cueva aparece con la denominación de cova de s’Ermità de Son Moragues.

covahermitaguillem

 

Desd el Caragolí hasta el pla de ses Aritges

Volvemos al camino que en subida suave nos lleva al tramo más espectacular del camino del Archiduque. La impresionante vista está presidida por la Foradada que nos acompañará el resto del trayecto hasta el Puig des Caragolí. Aquí el camino continúa hacia la derecha.

La cima del Puig des Caragolí nos ofrece una vista espectacular de la Sierra y la cosa norte de Mallorca.

puigcaragoli

Pasado el Puig des Caragolí, el camino va bajando hasta llegar al pla de ses Aritges. Si miramos a nuestro alrededor, veremos unos arbustos redondeados, en forma de cojín. Se trata de los coixinets de monja, zarzaparrilla baleárica (Smilax aspera subsp. baleárica), que da nombre a la llanura, y de la eixorba-rates blanc (Teucrium marum), que son plantas endémicas de las Islas Baleares, muy similares las dos. Su forma es precisamente una adaptación a las condiciones en las que viven.

Más adelante, el camino llega a un pinar que se cruza con el camino de ses Fontanelles que nos llevará de nuevo al pla des Pouet. Seguimos recto por el camino del Archiduque.

 

La casa de nieve de Son Moragues

Cuando el camino empieza a bajar dejamos atrás definitivamente el pla de ses Aritges para entrar en el bosque de los Cairats. Pronto encontraremos la casa de nieve de Son Moragues.

casadeneuescairats

La casa de nieve de Son Moragues se encuentra en buen estado de conservación. Podemos ver todavía el umbral de la puerta y las cuatro bombarderas. En el talud de atrás, hay restos de cuatro paredes (“marjades”) que servían para favorecer la acumulación de nieve y las tareas de recolección.

Seguimos el camino travesando la coma des Cairats y en cinco minutos llegamos al refugio de Son Moragues. Des de aquí el camino baja con una pendiente fuerte y nos lleva hasta Valldemossa.