Wifi Free
Watch video
Reservas
La ermita de la Santísima Trinidad

La ermita de la Santísima Trinidad

La ermita se encuentra en un desvío de la carretera MA-10 dirección Deià y Sóller, a 3 km del pueblo. El desvío se encuentra enfrente del restaurante Can Costa, y da lugar a un camino estrecho y asfaltado que asciende y nos conduce a la ermita de la Santísima Trinidad, conocida como ermita de Valldemossa.

ermitavalldemossa

La vida eremítica y religiosa de este lado de la costa se inicia en el siglo XIII, cuando Ramon LLull fundó el monasterio y escuela de lenguas orientales de Miramar, que estuvo en funcionamiento del 1276 al 1293. Posteriormente la actividad eremítica sigue en esta costa, pues se confirma la existencia de ermitaños entre 1395 y 1399 en cuevas o en el mismo Miramar. Surgieron varias edificaciones pequeñas, hoy en ruinas, llamadas las ermitas viejas, que se utilizaron hasta el siglo XVII. En 1648, Joan Mir de la Concepció, antiguo seguidor de Ramon Llull y creador de la congregación de Sant Pau y Sant Antoni, fundó la ermita de la Santísima Trinidad, con la capilla actual que data de 1703. En la actualidad está habitada por ermitaños que practican la vida retirada y contemplativa.

Ermita-valldemossa

En el exterior de la ermita, veremos a un lado un pequeño huerto maravillosamente roturado. Una pequeña plaza recibe al visitante y le ofrece unas pequeñas mesas de piedra que le permitirán disfrutar con su familia de una estupenda merienda bajo las encinas. Cuando accedamos a la ermita, encontraremos en el patio interior de entrada un antiguo pozo y unas hermosas palmeras. A la derecha, un espléndido mirador se abre ante los ojos del paseante con unas vistas realmente espectaculares.

La excursión a la ermita puede alargarse, si se desea, con un paseo a través de un camino que conduce a la llamada excursión de las Ermitas Viejas.