Wifi Free
Watch video
Reservas
5 monumentos históricos que no puedes dejar de ver en Valldemossa

5 monumentos históricos que no puedes dejar de ver en Valldemossa

Entre la sierra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y el mar Mediterráneo se alza Valldemossa a 435 metros sobre el nivel del mar. Es rica en fuentes y abundante vegetación en comparación con otros municipios de la isla y un referente a nivel turístico, medioambiental y cultural.

A continuación hacemos una lista de los 5 monumentos históricos que no puedes dejar de ver en tu visita al pueblo de Valldemossa.

  1. La Real Cartuja de Jesús de Natzareth

Valldemossa posee el conjunto histórico-artístico más importante de Mallorca, la Real Cartuja de Jesús de Natzareth, monasterio durante siglos de los monjes cartujos y residencia de personajes ilustres como el perseguido Jovellanos, Unamuno, Rubén Darío o Fréderic Chopin y George Sand.

El conjunto cuenta con un claustro —una de las partes más antiguas de las edificaciones actuales—, la antigua farmacia de los cartujos, jardín y las habitaciones de la Celda Prioral —capilla, biblioteca, sala de audiencias, dormitorio …— donde se conserva el legado histórico y artístico de los cartujos, que muestra cómo vivían los monjes. También hay una importantísima colección, cedida por la familia Ferrà Capllonch del músico Frédéric Chopin y la escritora George Sand. En la Cartuja se encuentran los documentos y recuerdos de la estancia de la romántica pareja el invierno del año 1838-1839. Chopin compuso aquí sus Preludios Op. 28 y Sand escribió Un invierno en Mallorca.

En el conjunto está el Museo Municipal, que acoge una sección dedicada a la antigua imprenta Guasp, una colección del archiduque Luis Salvador de Austria, y una colección de la Sierra de Tramutanana y otra de arte contemporáneo, con cuadros de Miró.

  1. Palacio del rei Sanç

Atravesando la plaza de la Cartuja y pasando por delante del estudio del pintor Coll Bardolet se encuentra el Palacio del rey Sanç, construido en 1309 por el rey Jaime II, residencia de caza de su hijo Sanç. El palacio conserva elementos de la antigua Cartuja, como la escalera de acceso, el claustro y la torre de defensa. En el salón de música del Palacio se interpretan a diario conciertos de piano de Chopin.

Recomendamos también visitar la Miranda des Lledoners, situada justo detrás del Palacio; un bonito mirador desde donde tendremos una bonita vista de la parroquia de Sant Bartomeu.

La visita a la Cartuja y al Palacio se vende con un tique conjunto y la visita a la celda núm. 4 va con una entrada a parte.

  1. La parroquia de Sant Bartomeu

Bajamos por la calle Uetam. Al final de la calle, en un enorme casón, encontraremos un encantador hotelito, Es Petit Hotel. Seguimos caminando y la calle cambia de nombre, ahora calle de la Rosa. Al final de la calle, a mano derecha divisamos ya el campanario de la iglesia parroquial de Sant Bartomeu, situada en la calle de la Rectoria núm. 1.

  1. Casa natal de la beata

Santa Catalina Thomàs nació en Valldmeossa un 1 de Mayo de 1531 y fue nombrada Santa en 1930, la única santa de Mallorca. Su casa natal está situada en la misma calle de la rectoría, muy cerca de la iglesia de Sant Bartomeu. En la casa se puede entrar pero solamente tendremos acceso a una estancia y en ella hay una capilla con la imagen de la Santa.

Si os fijáis, casa de Valldemosa honra a la Beateta luciendo un azulejo en la entrada en el que está representada una escena de la vida de la única santa mallorquina.

  1. Miramar

Miramar es una posesión situada justo en el límite que separa Valldemossa y Deià.

El 1276 el rey de Mallorca Jaume II fundó, a petición de Ramón Llull, un monasterio para acoger un colegio de misionares dedicado a la enseñanza de lenguas orientales.

Precisamente Ramon Llull, que el 1273 se había retirada una temporada en Randa para practicar la vida contemplativa, pasó casi tres años en Miramar, dedicándose a enseñar 12 frailes y escribir algunas de sus obras.

El 1457 se fundó la primera imprenta de Mallorca, y fue aquí donde se imprimió el primer libro publicado.

El archiduque Luis Salvador de Austria la compró en 1872, enamorándose de los paisajes de esta zona de la costa mallorquina. El Archiduque escribió en Die Balearen: “Sin duda, ningún otro lugar de la tierra puede llevar con más propiedad el nombre de Miramar”.

En aquella época la posesión también incluía las tierras y viñas de s’Estaca, donde el Archiduque construir en 1878 una singular casa de estilo siciliano que más tarde perteneció al actor estadounidense Michael Douglas y a su ex mujer Diandra.

Actualmente se puede visitar, en el antiguo monasterio de Miramar, un museo donde hay algunos objetos, documentos y obras de arte relacionados con el mundo de Ramon Llull y el Archiduque.

Add a comment

*Please complete all fields correctly